Logo UNICEF. Enlace al sitio. Abre en ventana aparte.




Los Tres cerditos

Anónimo

Había una vez tres cerditos que vivían contentos en el bosque.
El más pequeño se construyó una casita de paja.
El otro se construyó una casita con hojas y ramas.
El mayor se construyó una casita con piedras y ladrillos.
Un día llegó el lobo a la casita de paja y llamó a la puerta:
—Cerdito bonito, ábreme y déjame entrar.
—No quiero, lobo feroz, que me vas a matar.
Entonces el lobo se subió al techo de la casita y empezó a dar saltos hasta que la hun­dió.
El cerdito salió corriendo y se metió con su compañero en la casita de hojas y ramas. Poco después llegó el lobo a la puerta:
—Amigos cerditos, ábranme y déjenme en­trar.
—No queremos, lobo feroz, que nos vas a matar.
El lobo se subió al techo y empezó a dar saltos hasta que hundió la casita.
Los dos cerditos salieron corriendo y se metieron con su otro compañero en la casi­ta de piedras y ladrillos.
Poco después llegó el lobo y llamó a la puerta:
—Amigos cerditos, ábranme y déjenme en­trar.
—No queremos, lobo feroz, que nos vas a matar.

Fuente original: Había una vez..., 2000
Ilustraciones: Renier Quer (Réquer)
Cotejo de obra: Leonid Torres Hebra

Real Time Web Analytics
Estadisticas Gratis