Logo UNICEF. Enlace al sitio. Abre en ventana aparte.




El Pájaro que daba leche

Anónimo

Durante muchos años, la gente de la tierra de Kraal había sido dichosa y feliz, porque la lluvia siempre caía en el momento preciso, y las ollas y cestas se desbordaban del vivi­ficante grano dorado. Pero en el año del que estoy escribiendo, había carestía. Sin lluvia, sin grano, el suelo estaba reseco y agrietado, y el sol brillaba en un cielo sin nubes.
Mamasilo y su esposa se pasaban todo el día arando sus siembras, que se encontra­ban bastante alejadas de su choza. Todos los días removían con laboriosidad la arenosa tierra, y regresaban a su choza fatigados, al anochecer, llevando consigo su comida de raíces y bayas que cuidadosamente habían recogido los pequeños hijos de Mamasilo.
Una mañana, cuando llegaron a su plan­tío, encontraron la tierra lisa y dura como si no la hubieran trabajado el día anterior. Tuvieron que comenzar de nuevo el duro trabajo, y cuando por la noche regresaban a casa, Mamasilo vio un pájaro que se alejaba volando del techo de su choza.
A la mañana siguiente sucedió lo mismo. La tierra estaba dura y lisa y oyó cuando los vecinos decían:
—Mamasilo y su esposa son haraganes, porque, ¡miren!, su tierra está por completo sin trabajar.
Y cuando por la tarde regresaban cansados a casa, después de arar todo el día, Mamasilo volvió a ver el pájaro que se alejaba volando del techo de su choza.
A la mañana siguiente sucedió lo mismo, y a la siguiente, y a la siguiente, y así todos los días. Por las tardes, cuando llegaban a casa agotados y decepcionados, Mamasilo veía el pájaro que se alejaba volando del techo de su choza.

En la séptima mañana, Mamasilo mandó a su esposa que se fuera a trabajar al campo, mientras él se escondía en el jardín cercano a su choza. Este no parecía en realidad un jardín, porque las flores y las plantas habían muerto hacía ya muchísimo tiempo, pero Mamasilo se escondió detrás de un cacto que puede vivir sin necesidad de agua. Y allí es­peró durante todo el día.

Fuente original: Diez cuentos africanos, 2003.
Recopilador: Forbes Stuart.
Cotejo de obra: Leonid Torres Hebra.

Real Time Web Analytics
Estadisticas Gratis