Logo UNICEF. Enlace al sitio. Abre en ventana aparte.




Los Músicos de Bremen

Hermanos Grimm

Cierto burro viejo, viejísimo, que había llevado muy pesadas cargas en su buenos tiempos, estaba ahora tan cansado y enfermo que ya no podía trabajar. Un día, su dueño comenzó a hacer preparativos para deshacerse de él y ahorrarse así el costo de mantenerlo, pero el burro meneó sus largas orejas y pensó:
«Me estoy oliendo que aquí va a pasar algo. Mejor será que ponga tierra por medio mientras tenga unas patas que me lleven».
Así, pues, se escurrió fuera del establo y, tomando el camino a un trotecillo descansado, se dirigió a la ciudad de Bremen con la idea de unirse a alguna banda de músicos callejeros y ganarse la vida de esta forma.
No había andado mucho, cuando se tropezó con algo echado en el camino. Era un gran perro de caza que estaba jadeando como si hubiese corrido hasta quedarse sin aliento.
—¡Eh, perrazo! —dijo el burro—. ¿Por qué jadeas de ese modo?
—¡Ay, ay! —dijo el perro entre suspiros—. Durante muchos años he sido fiel a mi amo, le he guardado la casa y lo he ayudado en sus cacerías; pero ahora que estoy viejo, sordo y medio ciego, y que apenas puedo con mis huesos, no quiere ya darme de comer. Y como si fuera poco, intenta además matarme. Así que, para salvar el pellejo, puse pie en polvorosa y aquí me tienes. Aunque, pensándolo bien, no creo que me sirva de nada. Estoy demasiado viejo para ganarme la vida y seguramente me moriré de hambre en el camino.
—Amigo —dijo el burro—, mi caso es muy parecido al tuyo, y ¿sabes lo que voy a hacer? Pues me marcho a la ciudad de Bremen, donde tengo el proyecto de estudiar para músico. ¿Por qué no vienes conmigo y haces lo mismo? Yo puedo tocar la mandolina y tú el tamboril, y ya verás qué bonita resulta nuestra música. De seguro que la gente nos dejará caer unos centavitos por oírnos.
Al perro le encantó el plan y los dos fugitivos continuaron su camino.
No habían caminado mucho, cuando se encontraron con un gato.
Estaba sentado a un lado del camino, con una cara más larga que un día sin sol.

Fuente original: Cuentos de Grimm, 2003.
Colaboración: Editorial Gente Nueva.

Real Time Web Analytics
Estadisticas Gratis